TIPOS Y USOS DE LOS REMACHES

 In Remaches

Para conocer qué tipos y qué usos tienen los remaches primero debemos conocer que son. Un remache, roblón o remache pop, es un sistema de fijación cuyo propósito es similar al de un tornillo, unir permanentemente dos o más elementos. Los elementos a unir pueden ser del mismo o diferente material. Aunque el objetivo de los remaches es parecido al de los tornillos estéticamente no tienen nada que ver los unos con los otros. Un remache está compuesto por un tubo cilíndrico en cuya parte inferior hay una cabeza con un diámetro mayor que el resto del remache.

Se le da esta forma para que cuando se introduzca en el agujero pueda encajar para unir las piezas en cuestión, especialmente en agujeros ciegos. A día de hoy el uso de los remaches es imprescindible en las técnicas de montaje. Por lo tanto, las tres partes de las que consta un remache son:

remaches

  • Cuerpo del remache de forma cilíndrica. También conocido  como vástago o espiga. Esta parte es la que queda insertada entre las piezas unidas.
  • Cabeza. Cuenta con un diámetro superior al resto del cuerpo. Tal y como hemos indicado anteriormente, sirve para sujetar dos piezas o más por un agujero que se ha realizado previamente.
    La cabeza puede ser alomada o avellanada, según el material a remachar. La avellanada se emplea  en casos de un espesor grande del material o cuando se requiera una superficie remachada plana. La alomada es la indicada para diferentes usos en cuanto a materiales, a excepción de los frágiles.
  • Mandril. Es la parte larga y central del remache. Esta parte es la que se inserta en la remachadora y que quedará excluida de la unión. Según los materiales a perforar y las piezas a unir, la densidad o labilidad de estos y su baja o alta resistencia, es el tipo de remache que se deberá utilizar.

Tipos de remache según su colocación

Según el modo de colocación encontramos los siguientes tipos:

  • Remaches de golpe. Son de una sola pieza y se colocan con los golpes de un martillo.
  • Remaches ciegos. Se colocan mediante maquinarias mecánicas.
  • Remaches de compresión. Son remaches de dos partes, cada una con una cabeza. Se colocan mediante una máquina a compresión que une las dos partes del remache. Una vez encajadas, se ven las cabezas del remache en ambos extremos.

Utilidades y tipos de remaches según su forma 

Para cada tipo de material existe un tipo de remache ideal, estos son los tipos de remaches que podemos encontrar:

remaches

  • Remache estándar. Los remaches estándar son remaches ciegos de rotura de vástago. Están pensados para unir de forma rápida y fácil cualquier tipo de material cuando no se necesita una fuerza de presión extra fuerte. Estos garantizan una solución firme y segura y son empleados en materiales metálicos como el cobre, el acero o el aluminio. 
  • Remache flor. Este tipo de remache es ideal para las aplicaciones con materiales blandos o de baja resistencia a la presión, como plásticos, fibra y madera. También, es válido para unir materiales rígidos con  blandos. Tiene una cabeza de cierre con un diámetro muy grande y distribuye la carga y la fuerza de apriete. Esto hace que se reduzca la posibilidad de una deformación y el riesgo de rotura de los materiales. Es el tipo de remache más utilizado en automoción, caravanas, trabajos de construcción y muchos más. 
  • Remache estanco. Tal y como indica su nombre proporciona una fijación estanca. La unión entre los materiales son totalmente herméticas a los fluidos. El remache estanco evita fugas de líquidos o vapores gracias a la retención de la cabeza del vástago en el interior del cuerpo del remache. Es generalmente utilizado en automoción; carrocerías, vehículos industriales así como en electrodomésticos, construcción…
  • Remache paraguas. Este tipo de remache se adapta a variaciones de espesor a remachar elementos. Es ideal para las aplicaciones de material blando o de baja resistencia y tiene una alta resistencia a la corrosión.
  • Remache molduras. En este caso hablamos de un remache personalizado empleado para fijar molduras. Cuenta con un cuerpo escalonado que permite un montaje sencillo, rápido y de coste reducido.

Importancia de elegir el remache indicado

remaches

En caso de no usar un remache correcto, pueden surgir algunos problemas, como 

por ejemplo que el remache no soporte el agarre de piezas y se rompa. Otro de los problemas que pueden aparecer es que los materiales o piezas unidas por el remache se rompan durante el proceso.

En Bearcat siempre aconsejamos que se tenga muy en cuenta lo que se necesita remachar para poder elegir bien y evitar situaciones indeseadas. Definitivamente, los materiales a perforar y las piezas a unir, la densidad o labilidad de estos y su baja o alta resistencia, determinarán cuál es el tipo de remache que se debe utilizar.

 

Recommended Posts
remaches
Contactar con nosotros
Contact us