HISTORIA DE LA SOLDADURA

 In Curiosidades

Desde las primeras soldaduras de la Edad de Bronce hasta la soldadura por rayo de energía

 

Si nuestros más lejanos antepasados pudieran observar algo tan trivial para nosotros como el proceso de soldadura por resistencia por el cual dos piezas de metal quedan fuertemente unidas termoeléctricamente sin ningún aporte material, lo más seguro es que pensaran que es cosa de brujería. Quizás se nos antoje que las soldaduras sean una tecnología especialmente reciente. Pero lo cierto es que las técnicas de soldadura existen en nuestra historia desde hace milenios.

En el artículo de hoy vamos a realizar un pequeño viaje por la historia de la soldadura. Y descubriremos que algunas de las técnicas que utilizamos actualmente son mucho más antiguas de lo que pensábamos.

 

Las fraguas y las primeras soldaduras

Pilar de Hierro de DelhiTenemos que trasladarnos muchos años atrás para encontrar el origen de la soldadura. Lo encontramos en la lejana Edad de Bronce. Hace unos 2000 años, en la primera fraguas ya se hacían pequeñas cajas de oro con algunas piezas unidas por presión a modo de soldadura.

Más tarde, durante la Edad de Hierro alrededor del 1000 a.C., los egipcios y los habitantes del área mediterránea aprendieron a soldar los primeros trozos de hierro. La técnica se traspasó a Oriente Medio y llegó a la India, donde destaca el Pilar de Hierro de Delhi. Construido en el año 310 con soldaduras en su proceso y con un peso de 5,4 toneladas.

Unos siglos después, durante la Edad Media, se produjeron importantes avances en la soldadura de fragua. Los herreros desarrollaron diversas técnicas para conseguir la unión de los metales golpeándolos repetidamente a la vez que los calentaban. Y de hecho, en 1540, Vannoccio Biringuccio publica “De la pirotechnia”, considerado el primer manual de metalurgia con precisas descripciones sobre el forjado y la soldadura.

 

Los importantes avances tecnológicos del siglo XIX

Hasta el siglo XIX no se produjeron avances tecnológicos en las técnicas de soldadura. Pero lo cierto es que los últimos años de este siglo representaron una gran evolución para este proceso.

En el año 1800 el químico Sir Humphry Davy descubrió el arco eléctrico dando pie, a finales de siglo, a la invención de la soldadura por arco gracias a la invención de los electrodos de metal por el ruso Nikolai Slavyanov y el norteamericano, C. L. Coffin.

Así mismo, en 1885 Elihu Thomson registraba la primera patente de soldadura por resistencia, mejorada a lo largo de los quince años siguientes. En 1893 eran inventadas la soldadura de termita y la soldadura de gas. Y, pocos años después, hacia 1900 se comenzaban las primeras aplicaciones con sopletes de acetileno.

Sigue la evolución durante el siglo XX

La Primera Guerra Mundial Provocó una gran demanda de armadura y, por ende, de soldadura. En Europa y América surgieron numerosas empresas dedicadas a la fabricación de máquinas de soldadura y electrodos para cumplir con los requisitos de la contienda. Tras la Gran Guerra, en 1919, veinte miembros del Comité de Soldadura de Wartime, de la Corporación de Flota de Emergencia, bajo el liderazgo de Comfort Avery Adams, fundaron la American Welding Society, una organización sin fines de lucro dedicada al avance de la soldadura. Precisamente, ese mismo año, C.J. Holslag inventaba la soldadura por corriente alterna. Aunque no sería popular hasta la década de los 30’.

En 1920, P.O. Nobel inventa la soldadura automática para la General Electric. Este sistema de soldadura automatizada se usó para construir ejes de motor desgastados y ruedas de grúa desgastadas. También fue utilizado por la industria del automóvil para producir carcasas de eje trasero.

Aunque el proceso automático que acabó siendo realmente popular fue la soldadura por arco sumergido. Desarrollado por la National Tube Company, se usó durante la acumulación de la defensa en 1938 en astilleros y fábricas de artillería. Es uno de los procesos de soldadura más productivos y sigue siendo popular en la actualidad.

En 1941 Meredith perfecciona y patenta la soldadura por arco de tungsteno con gas (GTAW) a partir de una idea de Charles L. Coffin para soldar en una atmósfera de gas no oxidante, que patentó en 1890. Y en 1948 se desarrolla con éxito el proceso de soldadura por arco de gas y metal (GMAW) en el Battelle Memorial Institute.

soldarura laserPocos años más tarde, en 1953 Lyubavskii y Novoshilov anuncian el uso de soldadura con electrodos consumibles en una atmósfera de gas dióxido de carbono. Y, en 1957, se producen dos grandes avances: Robert Gage inventa la soldadura por arco de plasma y J.A. Stohr el proceso de soldadura por haz de electrones.

Finalmente, durante la década de los 80’ se inventa la soldadura láser, aunque en un principio fue desestimada por los elevados costes que suponía. A principios de la década de los 90’ se desarrolló un nuevo proceso que mezcla los dos tipos de soldadura tan diferentes como son el arco MSG y el haz de luz láser.

Recent Posts

Leave a Comment